samedi 11 juin 2011

Tecnocracia: Información en Español - La Tecnocracia es la ciencia en el ámbito social


Tecnocracia: Información en Español


HORAS HUMANAS POR UNIDAD DE PRODUCCIÓN
EMPLEO INDUSTRIAL TOTAL EN HORAS HUMANAS
PRODUCCIÓN FÍSICA




ADMINISTRACIÓN DEL TECNATO NORTEAMERICANO



CALENDARIO DE LA TECNOCRACIA

La Tecnocracia es única

La Tecnocracia y su programa, son únicos en su enfoque y análisis de nuestro mecanismo social anticuado. Technocracy Inc. es la única organización existente que tiene un diseño científicamente formulado para un mecanismo social que puede tener éxito y reemplazar el Sistema de Precios y que realmente esta a la altura de los requisitos físicos y técnicos de ésta Área Continental. La Tecnocracia no hace ningún compromiso con el Sistema de Precios. La Tecnocracia no hace ningún compromiso en absoluto, porque cualquier concesión en cualquier dirección derrotaría el propósito de la Tecnocracia. La Tecnocracia tiene la única respuesta a los problemas sociales de Norteamérica, tan correcta como los métodos científicos y conocimientos científicos de alrededor de 1951 lo permiten. Por lo tanto, cualquier desviación o compromiso solo serviría para disminuir y apartarse de su veracidad y rigor.

Tal vez, si no somos capaces de detenernos a considerar el asunto, este puede parecer bastante dogmático. En realidad, no lo es. Las declaraciones se mantienen y continuarán manteniéndose PORQUE la Tecnocracia NO ES dogmática. Los Tecnócratas no tienen una doctrina codificada de un conjunto de opiniones y mitos, con unos pocos hechos ineludibles racionalizados para encajar. La Tecnocracia es totalmente condicionada por los hechos de este mundo físico en el cual, a pesar de cualquier aspiración filosófica que podríamos apreciar, nos vemos obligados a vivir; y mientras y cuando se encuentren nuevos hechos que afecten nuestros problemas sociales, la Tecnocracia se conformará de acuerdo a lo que los hechos dicten. Los hechos físicos son inflexibles, como podríamos aprender si intentamos pasarlos por alto.

Y entonces es fácilmente comprensible porque el Tecnócrata está tan poco interesado en 'prestigio por asociación' con 'grandes nombres' o con la 'gente adecuada'. Si tenemos razón, entonces solo una conclusión es posible: todos ellos están equivocados. No es demasiado sorprendente. Los con 'nombres' y ' posición' son la clase de gente que por casualidad se ajustan bien en el tipo particular de civilización que tenemos bajo un Sistema de Precios. No se espera que ellos encajen tan bien en algún otro tipo de actividad.

Esto no significa que todo el resto del ejército está fuera de sintonía con el Tecnócrata tampoco. Todos están fuera de sintonía con ellos mismos y con todos los demás. Siendo guiados en gran parte por opiniones y prejuicios, no se ponen de acuerdo en nada. Hay tantos conjuntos de opiniones como hay individuos. No hay unanimidad en ningún lugar.

SI HAY unanimidad entre los Tecnócratas porque los hechos físicos son los mismos para todos en todas partes, y la Tecnocracia es la misma dondequiera que se encuentre en el Continente. Todos los Tecnócratas están trabajando en la misma obra, construyendo para la Nueva América.

—El 'Co-Ordinator,' publicado por Sección 1, División Regional 10553, Prince Albert, Saskatchewan







Tecnocracia: Un Sistema Social Alternativo


Una presentación de Arvid Peterson sobre la Tecnocracia, un sistema social alternativo basado en la ciencia

Primera parte: El dilema de América

Segmento 1:





Hola, soy Arvid Peterson, y eso es la primera parte de una presentación en dos partes sobre la Tecnocracia, un sistema social alternativo.

Debido a la crisis en todo el mundo, y debido a las incertidumbres sobre el futuro de América del Norte, no es de extrañar que muchos americanos se están volviendo cada vez más preocupados.

El bombardeo incesante de las declaraciones contradictorias provenientes de nuestros líderes de negocios y de finanza, la retórica estúpida que sale de las bocas de los políticos, y las piezas fragmentadas de las noticias en los medios de comunicación vienen para sumarse a la confusión.

Afortunadamente, hay sin embargo una solución a los numerosos problemas a los cuales este país y este continente se enfrenta, y el propósito de estos debates es de hablar de estos temas y de definir el tipo de solución que es necesaria.

Para introducir el tema de la ciencia aplicada a las operaciones sociales.

Estos programas no están diseñados para entretenerles o divertirles, y tampoco tienen como objetivo asustarles.

Estamos haciendo un nuevo enfoque.

No es político, económico, filosófico, jurídico, religioso o moral.

Se trata de un enfoque tecnológico.

La Tecnocracia es la respuesta científica a los problemas sociales de América.

El análisis que haremos es muy diferente, y el concepto para las operaciones sociales que presentaremos más adelante es 
exclusivamente Americano.

No tiene paralelo en ninguna otra parte del mundo.

Usted es consciente de los muchos problemas que enfrentan este país y este continente.

Algunos de los más obvio de ellos:

Tenemos una alta inflación, impuestos en constante aumento, desempleo crónico, corrupción política en todos los niveles de gobierno, una grave escasez de energía, inestabilidad en los negocios, delincuencia, envenenamiento del medio ambiente y etc, etc.

Como nación, no hemos logrado resolver ningunos de estos problemas, porque no queremos reconocer su causa.

Todos estos problemas surgen de una sola fuente, y eso es el sistema económico anticuado en que vivimos.

La causa fundamental de nuestros problemas es el Sistema de Precios.

Ahora, el término del Sistema de Precios puede ser nuevo para usted, pero es la estructura básica que está fuera de paso con América del Norte del siglo 20.

No estamos hablando sobre el capitalismo o la libre empresa, ni de ninguno de los términos que los economistas tienden a utilizar, y tampoco nos referimos a los controles políticos.

Estamos hablando del sistema básico que todos los países utilizan en sus actividades cotidianas, para la compra y venta en el mercado.

He aquí la definición:

Cualquier sistema social en el cual se intercambian bienes y servicios basándose en la evaluación de las mercancías usando fichas de deuda, o dinero, es un Sistema de Precios.

Y hoy, todas las naciones, independientemente de la ideología política que poseen, ya sea la democracia, la autocracia, la plutocracia, la monarquía, el socialismo, comunismo, fascismo, o cualquier otra cosa, lo que sea, todas operan bajo un 

Sistema de Precios, cada una de ellas compra y vende productos en el mercado y todas ellas utilizan el dinero de una forma u otra.

Sistemas de Precios en todo el mundo, pasados y presentes, tienen dos requisitos básicos, necesitan una escasez de producción y deben poder seguir en crecimiento o expansión.

Ahora, en el pasado, estas dos condiciones se cumplían en los Estados Unidos, y el Sistema de Precios funcionaba moderamente bien, la escasez de producción siendo, por supuesto, necesaria para establecer el valor o precio, y la escasez era un fenómeno natural.

En el desarrollo de este país y en el movimiento hacia el oeste, había un montón de espacio para crecer y hemos crecido sin duda alguna.

Hoy, sin embargo, estas dos condiciones están muy difíciles de alcanzar y el Sistema de Precios se encuentra con una gran cantidad de problemas.

La escasez ha sido abolida por el advenimiento de la tecnología, y en ausencia de la escasez, el crecimiento simplemente disminuye.

Hemos llegado a un punto en nuestro desarrollo nacional, donde se puede producir más de todo lo que podemos consumir, y la expansión simplemente ya no es necesaria.

En el Sistema de Precios, el dinero, o títulos de deuda, es la piedra angular del sistema, y por lo tanto es necesario crear continuamente nuevas deudas para validar la deuda existente.

Por lo tanto, nuestros manipuladores financieros siempre están buscando nuevas formas de justificar la creación de deuda adicional.

Ahora, para comprender mejor la inestabilidad social actual, debemos examinar los principales acontecimientos físicos que nos llevaron a la confusión actual en la que nos encontramos hoy, y para tener una mejor perspectiva, vamos a establecer un tiempo de referencia.

Ambas de estas fechas tienen poco significado en sí mismos, sino que definen tres etapas generales:

El tiempo anterior a 1800, el siglo entre las dos fechas, y el tiempo desde el comienzo del siglo 20.

Vamos a añadir más detalles a este cuadro, pero para empezar, vamos a poder decir sin duda alguna que antes del año 1800, 
América del Norte era una civilización de bajo consumo de energía.

Ahora, ¿por qué era una sociedad de bajo consumo de energía?

Porque a lo largo de la historia, el principal motor de conversión de energía para hacer cualquier trabajo era el ser humano, y sabemos que un adulto de sexo masculino o femenino puede convertir la energía a un ritmo de 1 / 20 caballos de fuerza por hora en un plazo de trabajo prolongado.

Es una cantidad muy pequeña.

El refrigerador del hogar promedio tiene un motor eléctrico de 1/4 caballos de fuerza, varias veces lo que el motor humano puede convertir.

Pero a pesar de esta baja tasa de conversión de la energía, a lo largo de la historia, el 98% de todo el trabajo realizado fue el resultado del trabajo humano.

Los otros 2%, provenían de fuentes fuera de la fuerza muscular del hombre, que llamamos la energía externa, y como usted bien sabe, vino de los animales de tiro, caballos y bueyes, o de simples ruedas de agua y molinos de viento.

Porque el motor humano era limitado, el rendimiento de este motor también ha sido limitado, y por lo tanto, no importa cuántas personas estaban en el trabajo, o cuánto tiempo trabajaban desde el amanecer hasta la oscuridad, nunca podrían producir suficiente.

Siempre había escasez.

Por lo tanto, antes del año 1800, cada sociedad estaba fingida en lo que llamamos las condiciones de escasez.

Pongamos los dos factores en nuestro diagrama, el 98% y el 2%.

Si tenemos en cuenta que esta línea representa el 100% de abajo hacia arriba, la línea del 2%, representando la energía externa, estaría en la parte inferior, algo así, y la línea del 98%, representando la energía humana, estaría cerca de la parte superior.

Si tratamos de extender estas dos líneas a partir del año 1800, tan lejos como usted quiere ir, se mantienen rectas y paralelas, no habría ninguna alta o baja.

Esto significa que a lo largo de los 7000 años de historia, y durante los incontables siglos antes de eso, la sociedad estaba fingida en lo que llamamos un estado de estabilidad social.

Esto significa que no hubo cambios en la tasa de conversión de energía, ningún cambio en la forma de hacer el trabajo para producir bienes.

Se han producido cambios y hubo varios eventos que han ocurrido, por supuesto, culturas han florecido y culturas han desaparecido, había disturbios políticos, guerras, migraciones, sequías, inundaciones, epidemias y así sucesivamente, pero no hubo cambios en la tasa de conversión de energía, no había cambio en la forma en que las personas producían bienes de consumo, y la escasez reinaba por todas partes.

Si alguna vez algunas personas disfrutaban de un nivel de vida decente, siempre ha sido a expensas de la mayoría que existía al mínimo nivel de subsistencia.

Algunas personas hablan con soltura acerca de cómo la vida había sido buena en el pasado, ignorando el hecho de que a lo largo de toda la historia, quizás el 95% de todas las personas eran campesinos, siervos o esclavos.
Incluso en la época de George Washington, la mayoría de nuestro pueblo eran esclavos o sirvientes por contrato.

Ahora, justo antes del año 1800, un evento muy importante paso, creo que fue en 1782, al mismo tiempo que los Estados Unidos se convirtia en un país independiente, en Escocia, un joven llamado James Watt desarrolló la primera máquina de vapor de doble efecto.




Segmento 2:


Ahora, el invento de Watt fue el comienzo de una nueva forma de trabajar. 


Una nueva forma. 

Este fue el comienzo del uso generalizado de la energía externa, y desde entonces ha habido un proceso acelerado de adopción de máquinas de conversión de energía más grandes, rápidas, y eficientes. 

Este desfile ha marchado a través de la cara de América del Norte de manera más dramática que en cualquier otra parte del mundo. 

Este es un factor que hace que la situación de Estados Unidos sea única. 


En el invierno de 1918-19, había un grupo de personas en Nueva York, y reconocieron que por primera vez en la historia, estas dos líneas habían comenzado a cambiar; 


La línea de energía externa había comenzado a subir, algo así, y el factor de la energía humana, o linea de la energía humana, había empezado a bajar, algo así. 

El grupo que hizo esto llego a ser conocido como la Alianza Técnica en 1920. 


Ellos fueron los precursores de la Tecnocracia. 


Eran curiosos por determinar cual iba ser el impacto que estos cambios tendrían en la estructura social y comenzaron un estudio muy extenso. 


Se llamó la Encuesta de Energía de América del Norte, y tomó catorce años en completarse. 

Ellos recopilaron datos de todas las industrias básicas de los Estados Unidos y Canadá, cartografiando las tasas de crecimiento de la producción, la conversión de la energía, la disminución de las horas-humanas por unidad, y los efectos generales sobre el empleo. 

Predijeron que si estas tendencias continuarían, las líneas se cruzarían, y terminarían estando algo como esto. 

Los de la Alianza Técnica fueron probablemente los primeros en reconocer que hemos evolucionado desde una sociedad de baja energía hasta una sociedad de alta energía. 

En otras palabras, el factor del 98% de la energía humana se redujo a 2%, y el factor de potencia externa del 2% se incrementó hasta llegar al 98%.



Fue una condición que era lo contrario de lo que había sido a lo largo de toda la historia. 

En Estados Unidos hoy en día, tenemos más de 27 mil millones de caballos de fuerza motriz instalada. 

Ahora, esto podría parecer tener poca importancia para usted, pero tenga en cuenta la magnitud del cambio de esta manera: 

Antes del año 1800, es dudoso que cualquier sociedad haya tenido una conversión de energía de más de 2.000 kilo-calorías por persona al día. 

En Norteamérica hoy, estamos convirtiendo más de 220 000 kilo-calorías de energía externa por persona al día. 

Esto representa un aumento de más de 100 veces, una ganancia de más de 11.000 por ciento. 

Eso es lo que hace que la situación de Estados Unidos sea única. 

Ninguna otra región se aparenta a ella. 

Los Estados Unidos tiene más de una tercera parte de la tecnología del mundo, y tenemos sólo el 6% de la población. 

Somos el primer y único país que haya llegado a una etapa de desarrollo tecnológico en la cual podemos producir más de lo que realmente podemos consumir. 

Por lo tanto, nuestros problemas son diferentes de los problemas de cualquier otro país. 

Nuestros problemas son diferentes debido a que las condiciones físicas son diferentes aquí. 

Durante los últimos 60 años, el sistema de precios ya no esta funcionando en el continente de 

América del Norte debido a que sus dos requisitos básicos ya no existen. 

La Alianza Técnica lo ha reconocido y se predijo que habría grandes trastornos económicos. 

Los datos de sus gráficos apoyan estas conclusiones. 

Ahora, su estudio inicial abarcaba todos los sectores de fabricación y trazaron su crecimiento en un solo gráfico. 

Podemos resumir todos sus resultados en un solo gráfico, de esta manera: 

Este gráfico es un compuesto de todos los gráficos individuales hechos por la Alianza Técnica. 

Como pueden ver, se llama "tendencias irreversibles determinan el destino de América". 

Hay tres curvas en este gráfico, y estas curvas indican las tendencias a largo plazo. 

Las numerosas oscilaciones pequeñas de las curvas han sido suavizadas para mostrar estas tendencias. 

Ahora, la primera de las tres curvas representa la producción física, y se encuentra que desde 1830 hasta 1900, esta producción fue muy baja, y el crecimiento fue lento, pero que después entra en un período de rápido crecimiento. 

Esto se debió a la instalación de mas y mas máquinas para la conversión de la energía y el aumento del uso de energía externa. 

Así, desde 1900 hasta alrededor de 1930, hubo un crecimiento bastante espectacular de la producción física. 

El crecimiento fue alrededor del 7% al año, compuesto cada año. 

Esto representa un tipo de crecimiento exponencial, lo que significa que la tasa de crecimiento cada año ha superado la tasa de crecimiento del año anterior. 

Esto se mantuvo durante casi tres décadas, pero como nada en el mundo físico puede crecer indefinidamente a un ritmo exponencial, la estabilización era inevitable, como se muestra en esta parte de la curva. 

Ahora, la segunda curva es algo diferente. 

Se podría decir que es una forma de crecimiento negativo, porque la línea va hacia abajo. 

Se llama "horas-humanas por unidad”. 

Una hora-humana, por supuesto, es una persona que trabaja una hora, independientemente de su tarea, y en los años 1800, 1850-60, las horas-humanas por unidad eran bastante altas, como los métodos de producción eran muy rudimentarias, y había muy pocas máquinas de conversión de energía en existencia. 

Pero era inevitable que la industria se vería obligada a instalar más y más tecnología, porque eso era más barato; 

Ya ven, un kilovatio-hora hace el trabajo de 26 horas-humanas, y cuesta sólo unos centavos.

Por lo tanto, como indica la curva, con el aumento de tecnología instalada, la cantidad de horas-humanas por unidad disminuye de manera muy dramática. 

La tendencia es siempre hacia cada vez menos horas humanas de mano de obra por unidad, nunca llegará a cero, sino que tiende hacia un mínimo irreductible. 

Ahora, en la década de 1980, tenemos, o deberíamos tener, una situación muy feliz, con gran capacidad para producir, y una necesidad de trabajo humano en continua disminución. 

Ahora, esto sería genial para todo el mundo, si no fuera por la interferencia del Sistema de Precios. 

Usted ve, en el sistema de precios, el empleo también es un producto que se compra y se vende en el mercado, y la tercera curva nos muestra lo que sucede con el empleo, y por lo tanto, lo que sucede con el poder de compra. 

La tercera curva se denomina “total de horas-humanas”, y representa la suma total de todos los tiempos de trabajo en el sector manufacturero, llevada a cabo por todas las personas. 

Y como pueden ver, desde 1830 hasta el final del siglo, el total de horas humanas era bajo y el crecimiento fue lento. 

Seguía el crecimiento de la producción muy de cerca, comenzando un período de rápido crecimiento, justo en el mismo momento que había este crecimiento exponencial de la producción, pero no se niveló como hacia la producción. 

Llegó a un pico y luego bajó. 

Este es un evento que ocurre en todas las industrias. 

El total de horas-humana alcanza su punto máximo y luego comienza a declinar. 

Este es un evento que sólo ocurre una vez en un sector determinado. 

Y, por supuesto, en este gráfico, se produce sólo una vez, porque es un compuesto de todas las industrias. 


El pico del total de horas-humanas en el sector manufacturero en los Estados Unidos se alcanzó en 1920, y durante los últimos 60 años, el Sistema de Precios ha experimentado un aumento de la inestabilidad debido a la diferencia entre estas dos líneas. 





Segmento 3:


La creciente brecha entre la línea verde y la línea roja indica que cuanto más fácil es para nosotros de producir más, se hace mas difícil de distribuir. 



Ahora, la razón de esta anomalía es que existe una estrecha relación entre el total de horas humanas trabajadas y el poder adquisitivo. 


La mayoría de nosotros obtenemos nuestros ingresos a cambio de tiempo pasado en el empleo. 

Recibimos sueldos, o salarios. 

Y la disminución de las horas-humanas por lo general indica una disminución del poder adquisitivo. 

¿No es irónico que mientras más grande sea nuestra capacidad de producción, debemos sufrir una reducción en nuestra capacidad de consumir? 

Esto es lo que sucede en el Sistema de Precios. 

Ahora el problema fundamental del siglo XX no es de mantener un presupuesto equilibrado, no. 

Es de equilibrar la producción con el consumo. 

Y, por supuesto, las reglas del Sistema de Precios nos impiden hacerlo. 

Ustedes ven, en el Sistema de Precios, la distribución se realiza a través de una serie de intercambios basados ​​en los valores de rareza, y el dinero se utiliza para hacer estos intercambios. 

El dinero es una especie de deuda. 

Y tratamos de equilibrar la producción con el consumo mediante la creación de más deuda. 

Y eso simplemente no funciona. 

La razón de esto es que hay poca relación entre la creación de la deuda y cualquier cosa en el mundo físico. 

Esta curva es un fenómeno físico, el crecimiento de la deuda es una abstracción. 

Tengan en cuenta el crecimiento de la deuda y verán la diferencia. 

Aquí hay una imagen que representa la deuda total en los Estados Unidos, todas las deudas públicas y privadas. 

Y verán que a partir de 1860 hasta el final de la Primera Guerra Mundial, la deuda era baja y el crecimiento ha sido relativamente lento. 

Luego, poco después del Armisticio en 1918, la deuda ha comenzado a subir con bastante rapidez, y este fue el período que hemos llamado los “locos años veinte”. 

La razón de este aumento de la deuda se debía a que la tecnología nos había sobrepasado. 

Durante la guerra, habíamos instalado más tecnología, podíamos producir más de lo que se podía vender fácilmente. 

Por lo tanto, durante esta década, esta institución conocida como venta a plazos o compra a crédito entró en existencia. 

Es decir, si no podíamos pagar algo, nos invitaban a comprar de todos modos y para pagar con los ingresos del próximo mes o del próximo año. 

Bueno, esto significó un aumento de la deuda, una extensión de crédito, pero en el año 1929, ocurrió algo. 

Habíamos abusado del crédito, y este gran juego de azar en Wall Street se derrumbó. 

Con la caída de la bolsa, nos hundimos en la depresión. 

Se tomó cuatro años para llegar al fondo en 1933, tiempo en el cual había una población de los Estados Unidos de 135 millones de personas. 

12 millones estaban desempleados. 

Esto representa aproximadamente el 22% de la población activa desempleada. 

Fue bastante devastador. 

Las personas tenían hambre, frío, estaban vestidos de harapos, y la situación era sombría. 

Ahora, el gobierno intervino porque tenía que hacerlo. 

¿Y qué hizo? 

Trató de fortalecer el sistema defectuoso creando más deuda! 

¿Cómo ha hecho esto? 

Ellos comenzaron la práctica de gastar más dinero que lo que ingresaba en impuestos, lo que se llama un balance negativo. 

Durante las administraciones de Franklin Roosevelt, trataron de estimular la economía dando poder de compra para los desempleados, mediante los "beneficios" o "asistencia". 

Y, por supuesto, las empresas en quiebra también han recibido ayuda. 

Pero se referían a ella como "subvenciones". 

Y seguimos haciéndolo. 

Se podría decir que el gobierno, o el Sistema de Precios, se endeudo totalmente en 1933, y el gobierno federal entro en una juerga de gasto deficitario desde entonces. 

Ahora, esta inyección de fondos del gobierno si logró estimular los negocios y el crecimiento de la deuda fue puesto en marcha otra vez. 

Ahora, en esta etapa, sucedió algo más; 

Hubo otro rescate para el sistema roto en 1941, la Segunda Guerra Mundial, que proporciono una razón gloriosa para poner a todos los desempleados a trabajar de nuevo, o en las fuerzas armadas, poner en marcha las fábricas en producción máxima, fabricar una gran cantidad de bienes, y enviar todo eso al extranjero para hacerlo saltar. 

Por supuesto, la guerra no ha resuelto ninguno de nuestros problemas, y como usted puede ver, la deuda ha aumentada desde entonces. 

La deuda total asciende más y más rápidamente, alcanzando alturas fenomenales, y nadie sabe dónde terminará esto. 

Ahora, a pesar de las dificultades de la depresión y la angustia de la guerra, el Sistema de Precios no se detuvo por completo, se continuó de una manera u otra. 

¿Cómo sucedió esto? 

Hemos preservado el sistema defectuoso del colapso total a través de diversas formas fraudulentas. 

Hemos mantenido artificialmente la escasez. 

En el momento de la depresión cuando había tantas personas desempleadas y sus familias tenían hambre, teníamos enormes excedentes de alimentos almacenados en todo el país. 

¿Fueron distribuidos a la gente? 

¡Oh, no!

En los años 30, comenzamos las prácticas de destruir las cosechas y matar el ganado. 

Esto se hizo para mantener la escasez. 

¿Se acuerdan cuando destruíamos el algodón, matábamos los cerditos, echábamos aceite por encima de las naranjas y así sucesivamente? 

Esto se hacia para validar el Sistema de Precios. 

Ahora, eso fue hace mucho tiempo, pero seguimos haciéndolo. 

Desde 1933 el gobierno ha gastado alrededor de 200 mil millones de dolares pagando a los agricultores para que no siembren. 

Y, por supuesto, en la actualidad el gobierno gasta cerca de tres mil millones de dólares cada año para reducir la producción de maíz y trigo. 

Ustedes ven, en el Sistema de Precios, cuando la comida se hace demasiada abundante, la destruimos. 

Es para sostener el precio o valor, para mantener el sistema actual, y si la gente tiene hambre, esto parece ser de poca importancia. 

La industria utiliza diferentes tácticas. 

Funcionan con un factor de carga bajo, es decir, operan en solamente uno o dos turnos, o se cierran completamente, y una práctica que genera aun mas desperdicio es la de producir bienes de mala calidad, productos de calidad inferior que se descomponen o se desgastan en poco tiempo. 

Esto se hace para garantizar altos ingresos. 

Todo el mundo ha oído hablar de los miles de automóviles que tienen que ser cambiados cada año debido a que están defectuosos. 

Lo mismo se aplica a todos los demás bienes, ropa, zapatos, viviendas, electrodomésticos, alimentos, muebles, juguetes, etc. 

Hay cientos de miles de productos chatarra del Sistema de Precios fabricados cada semana para asegurar altos ingresos y una ganancia rápida. 

Así es como funciona el sistema. 

Por supuesto, las más destructivas y más odiosa de todas las actividades humanas es la perpetración de la guerra, y hemos tenido cuatro guerras horribles desde el comienzo del siglo, y no han resuelto ni un solo problema, ni en nuestro país ni en el extranjero. 

La Primera y la Segunda Guerra Mundial, las guerras en Corea y Vietnam llevaron a la muerte miles de jóvenes patriotas Norteamericanos y a la destrucción de millones de toneladas de recursos no renovables, pero nuestros problemas sociales todavía están con nosotros. 

La llamada Doctrina Truman, que se estableció hace 33 años en el nombre de la seguridad nacional ha costado los Estados Unidos alrededor de 2 billones de dolares. 

Hemos gastado 195 mil millones de dólares en el extranjero en lo que ellos llaman ayuda externa. 

Desde 1960, los Estados Unidos han financiado ambos lados de catorce guerras en el extranjero, y sin embargo el mundo está en la peor crisis que jamas hemos visto. 

Usted ve, gastar dinero o crear deudas no resuelve nuestros problemas sociales. 

Hasta aquí, hemos hablado de los síntomas de un orden económico moribundo. 

El Sistema de Precios, originado de la cultura agraria, con sus herramientas de mano, su transpiración humana, y todos sus valores de rareza, es incapaz de manejar una civilización de alta energía. 

Al principio de nuestro programa, dijimos que íbamos hablar de algunos de nuestros problemas y que también íbamos ofrecer una solución. 

Ahora, para encontrar la respuesta, es necesario tener otro enfoque, tratar de encontrar una nueva idea, utilizar una técnica diferente. 

Y la Tecnocracia es un nuevo diseño para la operación social que se basa en la ciencia. 

Es el vehículo a través del cual podemos avanzar hacia una nueva era para una vida mejor. 

En nuestra próxima presentación vamos a examinar el sistema de determinantes de la energía. 

El plan de la Tecnocracia se basa en mediciones de la energía. 

Vamos a hablar del diseño y vamos a presentar algunos de sus detalles. 

Van a ver que sera muy interesante, esperamos que ustedes estarán con nosotros. 

Gracias.





Tecnocracia: Un Sistema Social Alternativo


Una presentación de Arvid Peterson sobre la Tecnocracia, un sistema social alternativo basado en la ciencia

Segunda Parte: Un Diseño Funcional






Segmento 4:







Hola, soy Arvid Peterson.

En nuestra última presentación, hemos revisado los principales acontecimientos físicos que ocurrieron durante los últimos 200 años de nuestra historia industrial.

Los primeros pasos en el uso de energía externa fueron mencionados, y se hizo hincapié en que los valores de escasez del sistema de precios fueron el resultado natural de la producción con herramientas manuales y trabajo humano.

La Revolución Industrial que comenzó en Inglaterra y que luego se extendió a Europa eventualmente había cruzado el Atlántico, donde en América, los avances tecnológicos pronto habían superado todos los de Europa.

También habíamos hablado sobre los problemas y las paradojas que existen en la actualidad a causa del conflicto entre el rápido avance tecnológico y el enorme crecimiento de los mecanismos consumidores de energía por un lado, y las costumbres y tradiciones de larga data por otro lado.

Y es la resolución de este conflicto que debe tener prioridad absoluta si queremos continuar como una civilización de alta energía en América del Norte.

Ahora, en el pasado hemos operado principalmente como unidades productivas independientes.

En la agricultura y la industria, las operaciones fueron realizadas por individuos o familias, y la interdependencia entre las actividades de las numerosas operaciones pequeñas era muy baja, o tal vez simplemente no existía.

Y la producción total fue la suma estadística de todas las operaciones pequeñas.

La apertura o el cierre de cualquier de estos pequeños establecimientos hubiera tenido poco efecto en cualquier de los otros.

Y la probabilidad de que un número significativo de ellos abrirían o cerrarían al mismo tiempo era baja.

El trabajo humano, por supuesto, jugaba un papel destacado en este tipo de proceso de producción.

En consecuencia, cualquier aumento de la producción siempre requería un correspondiente aumento en las horas de esfuerzo humano.

La propiedad individual de las granjas y las fábricas hizo posible el intercambio directo de bienes sobre la base del trueque, o con moneda fuerte, y una economía relativamente estable si existía.

La riqueza individual podía ser y ha sido adquirida a través de, o en intercambio de, la diligencia, la economía y el trabajo duro.

Hoy, sin embargo, todas estas condiciones han cambiado.

Déjenme explicar.

En 1830, la población de los Estados Unidos era de aproximadamente 12 millones de personas, y consumimos 75 billones de B T U de energía externa en este año.

Hoy en día la población es de unos 225 millones, y utilizamos más de 86 cuatrillones de B T U de energía externa cada año.

En otras palabras, en los últimos 150 años, nuestra población ha aumentada unas 20 veces, pero el uso de energía externa se ha incrementado 1150 veces.

Es un orden de magnitud totalmente nueva.

La ciencia, como un sistema de investigación, no tiene más de 400 años, y la tecnología como un medio para aplicar el conocimiento científico a tareas prácticas, probablemente solo tiene la mitad de esa edad.

La ciencia y la tecnología, con el uso concomitante de energía externa generalizada, ha cambiado nuestra forma de vida mas en los últimos 80 años que en los últimos 70 siglos.

Nuestro crecimiento industrial fue algo como esto:

Pequeñas fábricas comenzaron a crecer y emplear a más trabajadores, y la competencia se ha exacerbada.

Entonces, maquinaria de conversión de energía externa fue diseñada e instalada, y las fábricas crecieron aun mas en tamaño.

Entonces, empresas se formaron, fusiones se produjeron, y más tecnología fue instalada.

A medida que los mercados habían comenzado a crecer geográficamente, corporaciones fueron formadas, y la automatización entró en existencia.

Y a través de todas estas etapas, el número de fábricas ha disminuido constantemente. Por ejemplo, en un momento había cientos de fabricantes de automóviles, en la actualidad hay menos de una docena.

Lo mismo pasa con los transformadores de alimentos, los productores textiles, fabricantes de muebles, los fabricantes de calzado y prendas de vestir y todos los otros productos que utilizamos.

Hoy en día, en algunas industrias, un puñado de fábricas pueden producir suficientes bienes como para abastecer a toda la nación.

En algunos casos, una sola fábrica puede proporcionar para toda la población, y lo mismo pasa en la agricultura.

Las numerosas granjas pequeñas se han convertido en grandes y menos numerosas, o se han convertido en agro-industrias.

Como todos los productos llegan a ser fabricados por un pequeño número de fábricas, y el control de estas fábricas se basa en un número aún menor de entidades corporativas, las restricciones financieras en una empiezan a afectar a todas las demás.

Y con nuestros conglomerados y corporaciones multinacionales de hoy, este efecto trasciende tanto las líneas de comodidades así como las fronteras nacionales.

Esta condición crea la posibilidad de que cuando una compañía o una empresa aumenta o disminuye su producción, todas las demás harán lo mismo, y es este concierto de aumentaciones o disminuciones, y las restricciones financieras que le acompañan, que magnifican las oscilaciones, que van desde casi el nivel de capacidad de producción hasta una detención casi completa.

Hoy en día, casi toda la población depende de la operación ininterrumpida de nuestro mecanismo tecnológico.

Casi tres cuartas partes de la población vive en centros urbanos, una cuarta parte de las zonas rurales.

Sin embargo, el cien por ciento de nuestra población depende del flujo continuo de bienes y servicios.

Incluso el agricultor depende del gas, electricidad, telefonía, ropa, y la mayoría de su comida que recibe de fuentes fuera de su propio lugar.

Cuando el trabajo humano era la principal fuente de energía, era posible mantener una distribución aceptable de los bienes mediante el pago efectivo de horas de trabajo.

Pero hoy en día, cualquier distribución que se basa en las horas de trabajo sólo puede conducir a la frustración y el estancamiento del sistema entero.

El arcaico sistema de intercambio de bienes sobre la base de los valores de la escasez, y los conceptos de derechos de propiedad ficticios que van junto con él, están completamente fuera de sintonía con nuestros métodos modernos de producción.

No sólo el sistema de precios interfiere con el bienestar de la mayoría de los estadounidenses, pero se ha convertido en una importante amenaza para nuestra propia supervivencia.

Los seres humanos han aprendido a diseñar, construir y operar equipos consumidores de energía de tal magnitud que el planeta entero está en peligro de destrucción total, a menos que una forma funcional de operación sea aprobada pronto.

Ahora las circunstancias complejas que se han resumido forman la base de nuestros problemas económicos y sociales actuales.

E irónicamente, contiene la esencia de la solución.

El diseño de la Tecnocracia es una manera científica de abordar los asuntos humanos.
Se basa en la idea de que todos los fenómenos involucrados en la operación funcional de un mecanismo social se pueden medir.


Segmento 5:







El denominador común de todas las actividades es la conversión de la energía. Todo lo que producimos, consumimos y transportamos requiere la degradación de energía, de una forma u otra.

Nada en este mundo físico sucede sin consumo, o conversión, de energía.

Y, por supuesto, la energía se mide.

El diseño de la Tecnocracia para las operaciones sociales va a equilibrar la producción con el consumo, a través de medidas de energía.
Si el pueblo estadounidense deje de estar sentado en su cerebro, si se despierta y se enfrenta a la realidad de que una forma funcional del mecanismo social es la única manera de sobrevivir, donde empezaría?
Comenzamos en Norteamérica porque es aquí donde la idea fue concebida.

Y Norteamérica es el sector acuático y toda la masa terrestre desde la costa norte de América del Sur hasta el Polo Norte.
Y eso incluye las islas del Caribe, Bermuda y Groenlandia, y se extiende hasta la línea de fecha internacional al oeste.
Ahora, esta área no fue elegido arbitrariamente, esta zona corresponde a las especificaciones establecidas por las condiciones materiales necesarias para la función.

Esta zona cuenta con todos los elementos esenciales.

Los recursos minerales y energéticos, el suministro de agua potable suficiente, el rango de climas, la tecnología instalada y personal calificado para operar una civilización de alta energía hasta el futuro indefinido.
Esta es la superficie mínima para una máxima eficiencia de operación.

Esta es la superficie mínima que puede llegar a ser autónoma y auto-suficiente.

Esta es la superficie mínima para una máxima protección.

Esto representa América del Norte como un continentalismo contiguo.

Ahora bien, si América del Norte es donde comenzamos, ¿cómo empezar?

Bueno, lo primero es informar al pueblo estadounidense de la necesidad de abolir el Sistema de Precios.

Y segundo, es de estimular la voluntad de las personas de actuar en esta necesidad.

El Sistema de Precios, con todos su ineficiencia, su derroche y su destrucción, debe ser abandonado si hemos de sobrevivir.

Y entonces, en lugar del Sistema de Precios, debemos establecer un Sistema Continental de Contabilidad de Energía.

Y este sistema debe hacer dos cosas:

Debe producir y debe distribuir.

Ahora, ¿qué produce?

Debe hacer posible la producción de productos y servicios de calidad óptimas al costo energético más eficaz.

¿Qué significa esto?

Significa que fabricamos o producimos bienes para el servicio máximo.

La más larga vida útil a un costo mínimo de materiales y energía.

Vamos a darle un ejemplo:

La calidad optima, mostrada en este gráfico.

Considere neumáticos de automóviles, y vamos a llamarlos neumáticos A, B y C.

Se puede ver que el neumático A cuesta 50 unidades de energía para producir, y tiene una vida útil de 20.000 millas.

Neumático B cuesta 100 unidades de energía para fabricar, y dura 60.000 millas.

Neumático C necesita 150 unidades de energía para ser fabricado, y su duración es de 75 000 millas.

Ahora está claro que el neumático C es el mejor neumático porque dura mas tiempo, recorre mas millas.

Sin embargo, B es el neumático óptimo.

¿Por qué?

Veamos esta columna:

"Millas por unidad de costo"

Neumático B recorre 600 millas por cada unidad de energía de su costo.

Mientras que el neumático A recorre solo 400 millas por unidad de costo, y neumático C 500 millas.

Neumático B es el más óptimo de los tres neumáticos, y es el que seria fabricado en una economía funcional.

Y lo mismo para todas las demás cosas.

El mismo criterio se utiliza para determinar qué productos entre todos los otros tipos de productos deberían ser fabricados.

Ahora, el segundo requisito de este Sistema de Contabilidad Energética Continental es la distribución equitativa de la cantidad máxima de bienes y servicios a todos los norteamericanos.

Y con la eliminación del Sistema de Precios, y en ausencia de fichas de deuda, o dinero, cómo una persona efectuaría una compra?

¿Cómo una persona adquiriría las cosas que necesita?

Pues una parte intrínseca del Sistema de Contabilidad Energética es el Certificado Energético, o Certificado de Distribución.

Ahora, es un pedazo de papel.

Y se imprime en forma de folleto, y es otorgado a todos los adultos, hombres y mujeres.

Todos reciben una parte igual del total.

Ahora usted podría pensar que el Certificado Energético es simplemente la sustitución de un tipo de dinero para otro.

Pero este no es el caso.

El dinero es una ficha de deuda, es una promesa de pagar una deuda.

El Certificado Energético es parte de un sistema de medición.

Hay una gran diferencia entre los dos.

El dinero es un medio de intercambio, y tiene valor.

El otorgamiento de Certificados es un medio de distribución, y se utiliza para medir.

Hay una diferencia significativa.

Veamos como se diferencian.

El Certificado se expide por un período de tiempo específico y luego se cancela.

No es así con el dinero.

El Certificado se expide a una persona específica, y solo esa persona puede utilizarlo.

El dinero, en cambio, es negociable por cualquier persona!

El certificado identifica a la persona o el titular.

Indica quien eres, dónde te encuentras y qué eres.

El dinero no hace eso.

El Certificado también registra el momento en que hizo su última compra, donde la efectuó, e incluso describe el bien que ha adquirido.

El dinero no hace ninguna de estas cosas.

Ahora, el Certificado también hace parte de un control de inventario de 24 horas.

El dinero no.

El Certificado ayuda a mantener un suministro de material disponible en todo momento, y es una parte intrínseca del sistema de calendarios de planificación de la producción.

Además, es una garantía de seguridad, ya que es expedido a toda persona de sexo masculino y femenino, este no es el caso con el dinero.

El Certificado se emite a toda persona como un derecho de ciudadanía y nadie puede negarle ese derecho.

Hay muchas características interesantes para el Certificado Energético, por ejemplo, vamos a examinar el impacto que el uso de este tendría sobre la delincuencia:

Se nos dice, en el Sistema de Precios, según la policía, la judicatura y criminólogos, que la mayoría de los delitos se cometen por dinero.

Quizás el 95% de los delitos son cometidos por este motivo.

Es probable que el Certificado eliminaría la mayor parte de estos delitos por varias razones.

En primer lugar, se entrega a un individuo, lo que significa que usted no podría prestar, pedir prestado, perderlo, robarlo, regalarlo, o usarlo para sobornar alguien.

No podría controlar o reducir la producción, ni tampoco podría usarlo para controlar otro ser humano.

Y es valido para un período determinado, luego se cancela, entonces no tendría sentido tratar de ahorrarlo, acumularlo, apostarlo o invertirlo.

En otras palabras, la única cosa que puedes hacer es gastarlo.

Y sólo se debe gastar en cosas que puedes consumir personalmente.
Hay muchas otras características del Certificado Energético, pero vamos a considerar un segundo componente importante de la concepción global de la Tecnocracia. 



Segmento 6:






El diseño general de la Tecnocracia se basa en el equilibrio de carga.

Ahora bien, esto requiere una ligera modificación en el calendario.

Y se sugiere un tipo funcional de calendario donde los días del año son numerados consecutivamente, del 1 al 365.

Este gráfico muestra una parte de un calendario funcional.

Y se extiende desde el día 81 hasta el día 94.

Se habrá dado cuenta que hay siete grupos enumerados aquí a la izquierda.

Y los siete grupos representan la población funcional o activa.

Es decir, son tanto hombres como mujeres, de edades comprendidas entre 25 y 45, que trabajan en un horario laboral escalonado.

Por ejemplo, el grupo 1 trabaja cuatro días, tres no trabaja, cuatro si, tres no y así sucesivamente, hasta completar un total de 41 períodos.

Ahora bien, esto significa 165 días de trabajo en el año y 78 días consecutivos de vacaciones anuales.

Este servicio, por supuesto, requiere que todos, tanto hombres como mujeres, trabajen 20 años de su vida.

Así a los 45 años, sería posible jubilarse, sin ningún tipo de reducción del poder adquisitivo, o cualquier otro derecho de la ciudadanía.

Ahora los turnos de trabajo, probablemente serían de unas cuatro horas al día.

Por lo tanto, escalonando las horas del día y los días de la semana, cada uno trabajaría alrededor de 16 horas a la semana.

Sin embargo, todas las instalaciones funcionarían las 24 horas del día, los 365 días del año.

Eso significa que podríamos reducir de manera significativa el número de establecimientos, fábricas, plantas y así sucesivamente, lo que representaría un enorme ahorro de energía y de materiales.

Ese aseguraría una carga equilibrada en todas las instalaciones de producción, todos los sistemas de transformación y comunicación, todas las instalaciones recreativas, etc. 


Ya no se producirían, las horas pico en la mañana y la noche, ni las carreteras atascadas en los fines de semana, y el aglomeramiento recreacional en áreas que permanecen vacías gran parte del tiempo en el Sistema de Precios, simplemente se convertirían en algo del pasado. 

Ahora bien, el equilibrio de carga significaría un horario mucho menos agitado, para la mayoría de la gente, en lugar de la carrera de ratas que vivimos en el Sistema de Precios. 

Y en el tiempo libre, por supuesto, habría muchas actividades que permitirían una mayor autoexpresión.

Para muchas personas puede que sea la primera vez en su vida que realmente tienen el tiempo para vivir. 

El calendario funcional tiene otras ramificaciones, pero vamos a examinar una de las características más importante del diseño global de la Tecnocracia.







Segmento 7:



La escasez de energía se está convirtiendo cada día en una preocupación mayor para mas y mas Americanos.


Por lo tanto, vamos a considerar el diseño de una Hidrología Continental.

Este es un plan para diseñar con la naturaleza, para construir un enorme sistema integrado que uniría todos los recursos hídricos del Continente entero.

Todos los lagos y los ríos de Norteamérica formarían una vasta red de canales que proporcionarían el transporte de aguas profundas desde el Atlántico hasta el Pacífico, y desde el Golfo de México directamente hasta el Ártico.

Los lagos y los ríos de Norteamérica están situados de tal manera, que brindan la mayor oportunidad en la tierra para construir una Hidrología Continental.

Es posible, en este Continente, la construcción de un sistema de transporte en agua que proporcione más kilómetros de autopistas fluviales que en todo el resto del mundo.

Existirían dos principales sistemas transcontinentales, uno que cruzaría Canadá, y uno que cruzaría Estados Unidos.

En el gráfico se muestran los numerosos ríos y lagos intercomunicados.

Y la construcción de esta Hidrología requeriría la construcción de una serie de presas altas, en los lugares adecuados por supuesto, y la perforación de algunos enormes túneles de unos 20 a 30 pies de diámetro a través de algunas montañas.

Pero esto es un concepto totalmente nuevo, para manejar el agua a escala Continental.

Y, por supuesto, modernas esclusas hidráulicas tendrían que ser construidas.

Estas serían capaces de subir o bajar 65.000 toneladas de una altura de 400 pies en sólo 15 minutos.

Tal sistema Continental también incluiría el diseño y la construcción de barcazas autopropulsadas de cerca de 25.000 toneladas de capacidad cada una.

Y las barcazas serían intercambiables, por lo tanto, cuando se acoplan entre sí, 2 de ancho y 6 de largo, formarían un tren marino de 12 unidades, que tendrían una capacidad de 300.000 toneladas.

Estos trenes marinos se convertirían en la columna vertebral de un nuevo sistema de transporte en Norteamérica, llevando carga a todas las áreas del Continente.

Y podríamos mencionar también que estos trenes pueden ser diseñados o modificados con el fin de llevar aulas y dormitorios en su piso superior.

Esto proporcionaría un medio por el cual los jóvenes, en edad escolar, podrían viajar a lo largo y ancho de Norteamérica, y podrían ver por sí mismos y de primera mano cómo América trabaja y juega.

El transporte en agua es en gran medida la forma de transporte más económica.

Les voy a dar algunas comparaciones de los costos de la energía.

Para mover una tonelada de una milla se necesitan alrededor de 41.000 Unidades Térmicas Británicas (BTU) de energía para hacerlo en avión.

24.000 BTU para mover una tonelada de una milla por camión.

720 BTU por ferrocarril, y sólo 450 BTU para hacerlo por vía marítima.

Así se puede ver que el transporte por agua es de lejos el más barato en costo de energía.

A la inversa, otra forma de expresar estas comparaciones de energía sería la siguiente:

1 galón de diésel movería 1 tonelada tan sólo 3 millas por avión, 50 millas por camión, 180 millas por ferrocarril, y más de 300 millas por agua.

Así se puede ver que el agua es de lejos el medio de transporte más económico.

Hay muchos otros beneficios de una Hidrología Continental, además de transporte de bajo costo, la generación de energía eléctrica se maximizaría y la transmisión de la energía se extendería a todas las áreas del Continente, el agua potable sería abundante en todas las áreas, llegando hasta las zonas áridas en particular, agua para la industria y el riego también tendría cobertura más amplia en las zonas áridas, habría mayor control de inundaciones y de la erosión y el crecimiento del desierto podría ser detenido, la refertilización mejoraría mucho, y el agua para usos recreativos sería muy mejorado.

Incluso hasta se podrían lograr algunas modificaciones climáticas.

La Hidrología Continental incluiría automáticamente un sistema de generación y transmisión hidroeléctrica.

Hoy en día en los Estados Unidos hay cerca de 3.500 sistemas de energía independientes, ineficientes, vagamente afiliados, y su principal objetivo es hacer dinero, no energía.

Ahora, una Hidrología Continental haría posible la generación de mucha, mucha más energía eléctrica y su transmisión hacia todo el Continente.

El Programa de Hidrología, por supuesto, utilizaría todos los equipos actualmente instalados, que es sobre todo corriente automática de 60 ciclos 3 fases.

Haríamos que, usando la Hidrología, se genere corriente continua con los equipos presentes en las tensiones del generador, y luego sería aumentado hasta 1 millón de voltios de corriente alterna de 3 fases, y se convertiría en corriente continua.

Ahora la corriente continua, como se muestra en esta tabla, se transmitiría por líneas de transmisión de larga distancia a 1 millón de voltios de corriente continua, y los conductores serían conductores de 2 millones y medio mil circular de cobre o su equivalente de aluminio.

Estarían encerrados en tuberías, enterrados bajo tierra, esto proporcionaría protección contra el clima, o los peligros de idiotas con armas de fuego y cosas por el estilo, y habrían dos circuitos, dos circuitos paralelos, transmitiendo corriente de 1 millón de voltios o más, de corriente continua, y podemos moverlo, o transmitirlo, a través de todo el Continente, a una distancia de 3.000 kilómetros con una pérdida en la línea de sólo 10%.

Ahora para la distribución local de la energía, se convertiría entonces a 1 millón de voltios a corriente alterna y se disminuiría hasta las tensiones necesarias para la distribución secundaria.

De esta manera, no habría que desechar ninguno de los equipos existentes.

Ahora, una Hidrología Continental, junto con un sistema Continental de transporte ferroviario que la Tecnocracia ha diseñado, utilizando lo último en propulsión diésel, en pistas de 3 metros de calibre, ofrecería un transporte más rápido, más seguro y mucho más eficiente, tanto para el transporte de mercancías y de personas.

Los dos sistemas combinados, la Hidrología y el sistema ferroviario, acabarían para siempre nuestra dependencia de cualquiera y todas las fuentes extranjeras de energía.

Ahora, le hemos dado sólo algunos de los aspectos más destacados del diseño de la Tecnocracia para una Nueva América.

Hay mucho más de él, porque este programa abarca todos los aspectos de la vida en Norteamérica.

Se trata de un concepto global que abarca la producción, vivienda, educación, salud pública, la recreación, las artes, la defensa, la investigación, y así sucesivamente.

Se trata de un vasto programa.

Se espera que esta breve introducción al tema de la ciencia aplicada a las operaciones sociales haya despertado su interés y su curiosidad para aprender más, porque hay mucho más que aprender.

Tenemos un Curso de Estudio disponible, y está disponible para todos los Norteamericanos interesados.

Esperamos que usted tome ventaja de ello.

El cambio social se hará en este Continente.

El cambio social se acerca, le guste o no, el cambio social se viene aún si están preparados para ello o no.

Y la Tecnocracia es el medio por el cual usted puede prepararse para que pueda decidir si quiere la ciencia, o el caos.

Gracias.  

___________


A lo largo de la historia humana el egoísmo, la codicia y las guerras han sido una constante. Al mismo tiempo, algunos soñadores se han comprometido en un gigantesco esfuerzo para borrar de la faz de la tierra todos los "malos" entre los individuos, grupos y naciones. El enfoque ha sido un intento de reformar y convertir a la persona con la esperanza de que un encuentro internacional de "buenos" hombres y mujeres pueden traer la paz y la igualdad. No hay necesidad de describir aquí la inutilidad de este enfoque y su fracaso evidente en lograr estos fines idealistas.

Es quizás una de las mayores ironías de la historia que un nuevo y el único enfoque adecuado debe ser ofrecido por algunos de los intérpretes de la ciencia física aplicada que renuncian claramente como fuerza motivadora cualquier búsqueda idealista de la verdad, el amor, la paz, la armonía, y otros imponderables .

Estos intérpretes, los primeros Tecnócratas y gente de ciencia, se hizo un análisis de los problemas operativos de la zona Continental de América del Norte. A partir de este análisis, se sintetizó un diseño tecnológico de las operaciones sociales que prevéen como la siguiente forma más deseable y probable de la sociedad. Fue presentada de manera objetiva. Por ello, la historia humana puede llegar a ser por primera vez una progresión planificada basada en un análisis cuantitativo de los recursos del continente.

- Howard Scott, Julio 1937

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire